"La gente cree estar plenamente informada sin haberse aproximado siquiera a una sola idea que contradiga sus prejuicios", Bill Keller.

23 de abril de 2009

Viaje espacial

Lo de Carlos Saúl era más terrenal. Su promesa se remitía apenas a viajar con rapidez por el globo terráqueo. Habrá quien lo habrá olvidado, o -por joven- no lo haya escuchado jamás, por eso bien vale el recuerdo de aquella promesa realizada por el ex presidente Carlos Menem a fines del siglo pasado, cuando dijo, textual: “se va a licitar, un sistema de vuelos espaciales, mediante el cual, desde una plataforma, que quizás se instale en la provincia de Córdoba, estas naves espaciales van a salir de la atmósfera, se van a remontar a la estratósfera y desde ahí elegir el lugar a donde quieran ir. De tal forma que en una hora y media podemos estar desde Argentina en Japón, en Corea o en cualquier parte del mundo”.
Pasaron los años, cambio el siglo y si bien aún no hay viajes terráqueos a tan altísima velocidad como la prometida -y mucho menos plataformas estratosféricas instaladas en Córdoba-, ya se ofrece en Argentina “la oportunidad única de convertirse en uno de los primeros astronautas no profesionales de la historia”.
No. No lo hizo Menem. Lo de él era solo un recuerdo. Es Virgin Galactic, la primera línea espacial del mundo, la que ofrece la posibilidad del viaje espacial, en “sus propias naves espaciales construidas con fondos privados y basadas en la extraordinaria nave SpaceShipOne que marcó un hito en la historia”. Los tickets, disponibles en Argentina desde esta semana, costarán unos 190 mil dólares.
Ellos viajan por el universo. O van a Japón o a Corea. Nosotros, esperamos el Norte. O a cualquiera de los puntos cardinales. Nos volvemos creyentes y oramos porque el 273 cumpla con los horarios. Rezamos por que no nos dejen tirados en la ruta y nos permitan viajar parados en los lecheros de la mañana (o el mediodía) que salen de la terminal La Plata. Suplicamos que salga cada 10 minutos el que va por autopista. Y ya no queremos ir y venir en tren.

2 comentarios:

PdeLP dijo...

"el futuro llegó hace rato" (redonditos de Ricota).Pero, "convensansé:esto no es pa cualquiera". (El gordo Casero, en la publicidad de los puchos Bendson)

Omar ! dijo...

Esas declaraciones solamente las puede hacer Menem ! jaja
descubri tu blog por uno que visito a diario, muy bueno !
Salu2