"La gente cree estar plenamente informada sin haberse aproximado siquiera a una sola idea que contradiga sus prejuicios", Bill Keller.

1 de mayo de 2007

No es un vicio, es una enfermedad

Tacheros aseguran que trabajan más sin cajeros en el Bingo
El Gobierno de la Provincia ordenó que se retiraran los cajeros en las cercanías de las salas de juego de todo el territorio bonaerense.
En La Plata, la medida fue tomada en marzo por orden de un Juez de Faltas, pero los taxistas pueden dar fe que no afecta a los ludópatas.
Muchos toman un auto de alquiler para ir a sus casas a buscar dinero y vuelven a jugar. Otros piden: “flaco, llevame al cajero más cercano”.

No es un vicio, sino una enfermedad. Dice el diccionario que la ludopatía “consiste en una alteración progresiva del comportamiento por la que un individuo siente una incontrolable necesidad de jugar, ignorando cualquier consecuencia negativa. El juego puede llegar a ser algo más importante en la vida de un jugador que su familia, trabajo o bienes materiales. Tan fuerte puede ser la dedicación al juego que la alimentación, sexo o relaciones sociales pasan a constituir algo secundario”.
Además de los cuatro Centros de Atención ubicados en las localidades de Vicente López, La Plata, Tandil y Mar del Plata y una línea de atención telefónica 0800-444-4000 para combatirla y ayudar a las personas que padecen la enfermedad, el Gobierno de la Provincia tomó una nueva medida con la que pretende dificultar la posibilidad de acceder a dinero fresco, al instante, que brindan los cajeros automáticos. El titular del Instituto de Lotería y Casinos bonaerenses, Franco La Porta, ordenó mediante una resolución el retiro de las máquinas de todas las salas de juego de Buenos Aires.
La medida ya fue tomada en la ciudad capital el 14 de marzo por orden del juez municipal de defensa del consumidor de La Plata, Dante Rusconi, quien consideró que “favorece el juego compulsivo” entre los apostadores y actuó de oficio luego de constatar que el cajero instalado estaba instalado en el ingreso al Bingo Platense, ubicado en Diagonal 80 y 116. Sobre los juegos de azar, el juez afirmó que son “actividades capaces de llevar a quienes participan en ellas a desarrollar conductas adictivas con múltiples manifestaciones ruinosas, para su salud física y psíquica, su vida social y de relación, y su patrimonio” y ordenó retirar al aparato.
Si bien habrá jugadores que recapacitan en el viaje a su casa o en el recorrido por las calles de la ciudad en busca de un banco que brinde el servicio, los taxistas platenses dan testimonio sobre lo que a primera vista puede verse como apenas un escollo fácil de saltear, que requiere de políticas más activas.
Juan contó que el único lugar en el hay una cierta de garantía para trabajar durante las noches de la semana es la puerta del Bingo de La Plata. “Los jueves se trabaja bien, porque mucha gente se hizo del hábito de salir. Incluso diría que me puede ir mejor que un viernes a la noche; pero el resto de la semana el mejor lugar para parar es el Bingo”, contó.
Como Juan, otros taxistas saben que la sala de juegos es una fuente de ingreso para ellos. “Hay gente que sale, sube al auto y me pide: flaco, llevame al cajero más cercano”, contó Luis. Y agregó que “otros ya conocen la rutina y prefieren que los lleve a tal o cual banco, los espero unos minutos que saquen la plata y luego regresamos al Bingo”.
También hay quienes salen apurados de la sala y suben al auto de alquiler, vuelan hasta su casa, entran lo más rápido que pueden y salen a los pocos minutos, con el gesto que los vende, una mano que aún guarda el efectivo en el bolsillo.
Cuando dictó su fallo, Rusconi sugirió al Instituto de Loterías y Casinos de la provincia que adopte las medidas necesarias para extender esta disposición al resto de las salas bonaerenses. Laporta reconoció entonces que había cajeros automáticos en casi la mitad de los 46 bingos. Ahora, se decidió a tomar la medida y ordenó el retiro de los cajeros automáticos de las salas de bingos, casinos, hipódromos, agencias hípicas y de lotería de la provincia como otra herramienta que aportará a las disposiciones impulsadas contra el juego compulsivo.
La Sala de Bingo de La Plata ofrece estacionamiento gratuito, cuenta con 365 máquinas, 420 puestos y 800 lugares en la sala. Hay sorteos extraordinarios semanales por premios en efectivo, Bingo Suerte Acumulada todos los días, Sorteo de Bola Extra, jugadas especiales mensuales, Súper Bingo, Bingo Oro, Bingo Plata y Súper Línea. Y la ilusión de ganar.

1 comentario:

humberto dijo...

sa sasasasasasasasasasasas