"La gente cree estar plenamente informada sin haberse aproximado siquiera a una sola idea que contradiga sus prejuicios", Bill Keller.

13 de agosto de 2008

Las maquinaciones de Vigo

La gestación del período fundante de la obra del artista platense Edgardo Antonio Vigo (1928-1997) serán expuestas hasta el 12 de septiembre en el Centro Cultural de España en Buenos Aires, de calle Paraná al 1159, con entrada libre y gratuita. Con el título de Maquinaciones, la exposición mostrará la obra que el plástico produjo desde fines de 1953, luego de su estadía en París, hasta 1962. Contiene dibujos y acuarelas, collages y las "máquinas inútiles e imposibles". Y también los libros del artista y las primeras ediciones experimentales hasta llegar a la mítica revista Diagonal Cero.
Padre de un desaparecido, Vigo hizo Arte Postal para denunciar a la última dictadura militar y su obra tomó un carácter fuertemente político para revelar la represión y los delitos de lesa humanidad. Esta exposición que se inaugura hoy, sin embargo, bucea sobre sus inicios, unos años antes de que publicara su declaración de principios sobre su “arte a realizar”: “Un arte de expansión, de atrape por la vía lúdica, que facilite la participación -activa- del espectador, vía absurdo. Un arte de señalamiento para que lo cotidiano escape a la única posibilidad de lo funcional. No más contemplación sino actividad. No más exposición sino presentación. Donde la materia inerte, estable y fija, tome el movimiento y el cambio necesario para que constantemente se modifique la imagen. En definitiva: un arte contradictorio”, escribió en 1968/1969.
El plástico uruguayo Clemente Padín lo describió como un “xilógrafo, poeta experimental, conceptualista, constructor de objetos inútiles y máquinas extrañas, innovador constante cuya obra, se ha constituido en fuente de sorpresas permanentes dado el carácter casi inefable de sus propuestas”.
Según Padín, Vigo “cultivó también, formas hasta hoy día consideradas sub-artísticas o, sencillamente no consideradas arte por la crítica vernácula, como la poesía experimental y el arte correo (Arte Postal o mail art, en inglés)”, que él prefería llamar con “el término original y más exacto de comunicación a distancia - vía postal, un movimiento planetario de intercambio y comunicación a través del correo tradicional.
En una entrevista que concedió por carta a Ruud Janssen durante varios meses en 1997, se definió como “animal visual” o “ser visual” y explicó que le gustaba realizar sus ediciones hacia resultados creativos y diferentes. “Siempre tuve tendencias hacia la expresión visual (…) Para mi era mejor ver un diseño a una palabra”, describió.
Al explicar el Arte Postal, contó que “a través de los años de la comunicación por correo se ha dado un desarrollo concreto del lenguaje, lleno de creatividad y expresión”.
Además, en la redacción de una respuesta enviada a Janssen decidió “llamar la atención sobre la lucha contra la burocracia en las administraciones postales, nacionales e internacionales”, que “ha permitido abrir un gran campo sin casi restricciones y, además, ayuda a concretar toda clase de propuestas”.
A la hora de hablar sobre su experiencia personal, contó: “durante el tiempo de la junta militar, desde 1976 hasta mediados de 1983, sufrí una censura abierta no sólo en la correspondencia que recibía sino también en la que enviaba. Ese periodo fue especialmente triste para mi. Este control consistía en la destrucción de correspondencia postal dirigida a mi o realizada por mi, cartas que contenían invitaciones me llegaban fuera de tiempo para participar. En suma un corte en el contacto con mis amigos del mail artistas. Una vez sucedió un hecho inusual, un empleado introdujo algunas piezas postales en mi buzón, pero debieran haber estado en el Comité de Censura. Fue obligado a dejar el trabajo y aceptar la jubilación anticipada ´por problemas psicológicos´. Actualmente vive en España donde tuvo que ir debido a esta dudosa situación. Desde entonces traté de modificar mi modo de comunicarme y, además, quería que la gente de otros países supieran lo que había sucedido aquí. También hice un sello artista para denunciar a nivel internacional la desaparición de mi hijo mayor Abel Luis (aún hoy no sabemos nada de él). El resultado de esos trucos fueron satisfactorios porque
fui capaz de explicar la dictadura Argentina al resto del mundo”.

3 comentarios:

No Publicable dijo...

Esta nota mereció este mail: "Como Responsable legal de la custodia de la obra artística de Edgardo Antonio Vigo, me dirijo a ustedes para fijar algunos conceptos:
Primero: el material que usaron para la nota lo sacaron inconsultamente de internet y no lo chequearon con nosotros.
Segundo: la nota es totalmente politica y no responde a la muestra en cuestión, ademas de inexactitudes como que Vigo estuvo exilado en España, la jubilación anticipada por "problemas psicologicos", etc.
Si hubieran leido la biografia acercada a ustedes oportunamente hubieran sabido que trabajó durante 45 años en el Poder Judicial, en donde se jubiló. Y en el Colegio Nacional.
Por ser E-A Vigo una persona conocida en nuestro medio, no por el escritor de la nota, el que queda como poco informado es el mismo periodista.
Tercero: el propósito de una nota de estas características en informar sobre esta importante exposición, el horario de visitas y el centro que alberga su obra en la ciudad de La Plata datos que brillaron por su ausencia. Como asi tambien su itinerancia por el Museo Caraffa de Cordoba en el mes de diciembre, el MACRO dae Rosario en mayo y junio de 2009 y el Museo Provincial de Bellas Artes de La Plata de Avenida 51 nº 525 en el mes de septiembre de 2009.-
Por lo que recomiendo que se conecten con el CAEV".
Firma la "Arq.Ana María Gualtieri - Directora del Centro de Arte Experimental Vigo"

Vicente dijo...

el arte es proyeccion intelectual y subjetividad del autor que no siempre llega de la misma forma al receptor.- Es sólo arte.- Y si al autor no le gusta lo que opinan de su obra.. qué? se va a cagar a trompadas con todos? los va a tildar de ignorantes? los decalifica por ser incomprendido?..... ademas la señora que escribe es 'custodia de la obra' y no gendarme de su pensamiento y expresion artisticas, apenas custodia la meterialidad de sus obras, y más no su pensamiento.

Osvaldo Drozd dijo...

El que conoció a Vigo sin dudas no podría limitar nada, Un genio tanto estético como libertario.