"La gente cree estar plenamente informada sin haberse aproximado siquiera a una sola idea que contradiga sus prejuicios", Bill Keller.

24 de marzo de 2011

El Golpe

Marzo del 76. Terminó el carnaval. Sandro tocó en Gimnasia y Esgrima y Dyango en Estudiantes, con Los Plateros. Todos los clubes vivían una época de gloria: Unidos de Olmos fletaba micros desde el centro y había fiestas en Brandsen, Universal, Romerense, Deportivo Platense, Vereadores y Villa San Carlos. La confitería bailable de la noche platense se llamaba Macondo.

***

La tienda Delmar lanzó su temporada de invierno con un “descuento especial al estilo francés”, que empezaba con un 5% y podía alcanzar el 10% para compras de hasta 20.000 pesos. El Dodge 1500 venía con freno a disco y aseguraba tener un alto valor de reventa. “Por algo será”, decía, la publicidad. Las concesionarias locales ofrecían planes para quien quisiera comprar el nuevo modelo de Peugeot 404.

***

El domingo 21 de marzo, Gimnasia recibió a Estudiantes en un clásico con poco para recordar. Aunque en el Campeonato Nacional jugaban en zonas diferentes, en esa fecha les tocó el interzonal. Gimnasia iba primero en la zona B, junto a Quilmes, mientras que Estudiantes -que también jugaba la Libertadores- estaba quinto en la A, detrás de Huracán, Independiente, Ferro y Boca. Héctor Milano abrió el marcador para el Pincha a los 24 minutos del primer tiempo y Oscar Fornari empató el partido, a los 33 del segundo.

***

“Sol de papel” era un destacado conjunto platense de música rock. Junglerías, Americanto, Negros Spirituals, El Negro Cabrera, Nacimiento y Nuevo Día participaban de un evento que se realizaba en el Coliseo Podestá con el lema “La Plata canta”. Rubén Alippi, el grupo Reflejos y Mario Bustos eran algunos de los que tocaban en las fiestas que había por la ciudad.
Acróbatas, payasos, magos y adiestradores de animales entretenían a los chicos en El Circo Mágico Chino, que había instalado en 7 y 528 su gran carpa con pistas y galerías de asientos para el público.

***

La Orquesta Estable del Teatro Argentino, dirigida por el maestro Roberto Ruiz, inauguró la temporada 1976 con “La zapatera prodigiosa”, obertura de José Castro; el “Preludio a la siesta de un fauno”, de Claude Debussy; y obras para violín y orquesta de Ernest Chausson y Maurice Ravel, con la participación del violinista Szymsia Bajour.

***

Los teatreros estaban reunidos en el grupo de Teatro Independiente de La Plata (TILP), dirigido por Gilberto Mirabella, que abrió la temporada de la flamante sala Discépolo con “Aurelia y sus hombres”, una comedia con denuncia social con la que el dramaturgo español Alfonso Paso ganó el Premio Nacional de Teatro de su país en 1961.
El TILP, anunciaba las obras “Las de Barranco”, de Gregorio de Laferrere, y la comedia “El mentiroso”. Entre las obras infantiles, iban a presentarse “El espantapájaros que quería ser rey” y “Ronda de los juglares”. El fin de semana anterior al Golpe de Estado subió a escena “Canto general”, de Pablo Neruda, en una adaptación dramática de Ricardo Indiart, que contó con las actuaciones de Virginia Lago, Onofre Lovero, Víctor Hugo Vieyra, Héctor Gióvine y el percusionista Juan Roldán.

***

Había escasez de pollos y huevos en los almacenes y los productores tenían que salir a dar explicaciones. La Asociación de Pescadores del Río de la Plata informaba que los peces del río “no se encuentran contaminados”. Había vecinos con perros en sus departamentos y otros que se quejaban por ello. Y quienes estacionaban su auto en la vereda y provocaban la bronca de los transeúntes.
Ya había, en aquel marzo del 76, algún conflicto por la música pirata. Aunque los grabadores no estaban difundidos, había quien vendía cassettes grabados con música copiada de un disco. La polémica se debatía en los tribunales y, en otras ciudades del país, hasta había comerciantes procesados y con prisión preventiva.

***

La película documental italiana “Adiós, tío Tom”, que denunciaba el racismo y la esclavitud, se promocionaba como un éxito de público en La Plata. Y aunque fue levantada en la víspera del 24 de marzo, volvió de inmediato a la trasnoche del cine Select. “El joven Frankestein”, de Mel Brooks, llevaba varias semanas en el Cine 8; y la que convocaba en el Roca era Isabel Sarli, con tres películas que empezaban a las 13.30 se exhibían una detrás de la otra. La última, a las 22.40.
También se promocionaba como un cine para adultos la película “¿Qué pasa, Pussycat?”, una comedia de enredos que Woody Allen había estrenado 10 años antes y contaba los conflictos entre hombres y mujeres en un hotel.
La semana del golpe se estrenó en La Plata “La Mary”, dirigida por Daniel Tinayre y con los protagónicos de Susana Gimenez y Carlos Monzón. Se anunciaba como “la película más audaz del cine argentino” y compartía la cartelera con “La Perra”, protagonizada por Libertad Leblanc y “El rincón de las vírgenes”, un título que alarmaba o entusiasmaba junto a la advertencia de “prohibida para menores de 18 años”, pero era una película de arte, pícara, adaptada al cine del cuento “Anacleto Morones” de Juan Rulfo, que cuenta la historia del tal Anacleto, un hombre con facilidad de palabra que hacía creer en milagros a la gente.
En el Cervantes daban “El discreto encanto de la Burguesía” y “El fantasma de la libertad”, doble programa con filmes de Luis Buñel. En el Astros estrenaban “Aguirre, la ira de Dios”, de Werner Herzog, considerada como una de las joyas del cine alemán.
“Infierno en la torre” iba por su sexta semana. Era el tanque hollywoodense del momento. Porcel tenía en cartelera “El gordo de América”.

***

Marzo del 76. Terminó el carnaval. Y la muerte ya es una realidad en la vida cotidiana de los platenses.

2 comentarios:

oscar dijo...

Muy bueno el recordatorio del contexto Miguel :)

No Publicable dijo...

Gracias!