"La gente cree estar plenamente informada sin haberse aproximado siquiera a una sola idea que contradiga sus prejuicios", Bill Keller.

11 de abril de 2011

A favor y en contra del aborto legal


Una asociación civil festejó ayer con una bicicleteada el Día Internacional del Niño por Nacer, una fecha fijada por decreto del ex presidente Carlos Menem en 1998 y que originalmente recuerda el día en que los católicos celebran la concepción de Jesús, pero que se transformó en un símbolo de la lucha contra la legalización del aborto. Los militantes antiabortistas compartieron la Plaza Moreno con un grupo de militantes pro aborto legal, que aprovecharon para hacer oír su voz y denunciar: “Si señores / prohíben el aborto / los curas / abusadores / de menores”.
La presencia de la coordinadora feminista que nuclea a varios colectivos sorprendió a los coordinadores de la “bicicleteada por la vida”, que debió realizarse el domingo pasado pero se suspendió por lluvia. Enrique Foresi, presidente de la asociación civil “Elegimos la vida”, organizadora de la movida, salió al cruce de las mujeres cuando llegaron al medio de la Plaza, aunque ellas ya habían decidido protestar a una distancia prudencial, con la intención de que no hubiera en la plaza cívica un único discurso.
De un lado de la Plaza, lookeados con viseras, remeras y globos naranjas, unos 400 manifestantes, la mayoría familias con niños, escuchaban a un grupo de rock. “La familia es el futuro / de la humanidad. / En ella / padre y madre / apuestan por la vida que vendrá”, cantaba Filocalia, banda que nació de la Arquidiócesis de La Plata, a la que luego le siguió Full Brothers, un dúo también católico, pero más dedicado a cantar en fiestas y eventos.
Del otro lado, con banderas verdes por el “aborto legal, seguro y gratuito”, y una bandera que identificaba a Las Rojas, el medio centenar de feministas que organizó la contramarcha voceaba sus consignas: “Por aborto clandestino / las que mueren son mujeres”. Y dejaban en claro que su reclamo es “por la vida”, por educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, y aborto seguro y gratuito para no morir.
“Somos una asociación civil sin fines de lucro, no somos religiosos ni políticos. Nuestro discurso no es agresivo. Queremos que hay que sacar del conflicto a las madres que quieren abortar, porque el aborto no es una solución, sino que le suma un problema a la mujer”, afirmó Foresi, de 40 años y con cuatro hijos, a Diagonales, poco antes de arengar: “Pueden acercarse al escenario, que no tenemos ningún virus”. Y partir después en la caravana.
“Necesitamos que el Estado se responsabilice por las 300 muertes por año que hay en Argentina por abortos clandestinos, que afectan principalmente a las mujeres pobres, y que no se legisle con la biblia en la mano”, explicó María, de 25 años, vocera del grupo feminista.


Foto: Luis Ferraris

4 comentarios:

Basta Fuerte dijo...

Muy bueno el blog, te dejo el mio

http://basta-fuerte-radio.blogspot.com/

Nos leemos, saludos.

No Publicable dijo...

Gracias!

En todos los medios dijo...

Acá te dejo una nota al respecto. Hace poco estuve en la charla-panel en la facu de perio y me pareciste un tipo muy piola Por eso, pese a que no coincidamos en algunas cosas, te dejo mi posteo. Va con la mejor eh
http://entodoslosmedios.blogspot.com/2011/04/elegimos-la-vida-y-las-medias-verdades.html
Un abrazo y felices pascuas

No Publicable dijo...

Hola! gracias por pasar.
Entre “más de mil seguro” que decís vos y “unas 400 personas” que conté yo, hay menos diferencia que entre “más de mil seguro” y “más de 3.500” que publicó El Día.
En Diagonales saben que si voy a un acto cuento a la gente. Siempre. Y ustedes no eran más de 400.
Claro, repartían globos y viseras naranjas a troche y moche, pero no conté a la gente que paseaba por la plaza. Sólo a los que se quedaba frente al escenario.
La técnica es sencilla. Se cuenta el amontonamiento a lo ancho y luego a lo largo. Y se multiplica. También se pueden calcular 4 personas por metro cuadrado, pero me pareció injusto porque había muchos chicos y algunos adultos con bicicletas, por lo que ocupaban mucho más espacio.
Eran 400 personas y sólo contando los pies y las ruedas llegarían a 3.000, con suerte.