"La gente cree estar plenamente informada sin haberse aproximado siquiera a una sola idea que contradiga sus prejuicios", Bill Keller.

1 de septiembre de 2004

Parir y matar a los 18

LA PLATA, 01 SEP 2004.- La chica no habla. Permanece en silencio al llegar la Policía a su casa. Y también calla en la comisaría, con las manos esposadas a su espalda. No dice nada cuando la trasladan a los Tribunales, ni en los Tribunales de Campana. Tampoco en el hospital en el que se encuentra internada por la infección que tiene en su útero. Sólo mira como extrañada. Puede ser acusada por homicidio calificado y puede ser condenada a reclusión perpetua, pero no habla más que con el silencio. Tiene 18 años y está acusada de estrangular a su beba, nacida tras 36 semanas de solitaria gestación.
Parió en su casa, quién sabe en qué condiciones, escondida. Tuvo una beba y no pudo más. Quién sabe si lloró, entró en pánico, en odio, o qué pensaba la adolescente. Lo cierto es que las pruebas recolectadas hasta ahora indican que asesinó a la bebé, que la estranguló, según confirmaron las pericias realizadas sobre el pequeño cadáver, que en su lenguaje indican “muerte por compresión vascular en las carótidas”.
A una cuadra de su casa, en el cruce de las calles 4 y 25, de Lima, en Zárate, los vecinos sintieron vahos nauseabundos y denunciaron la presencia de una “bolsa ospechosa de la que salía mal olor”.
Fue de esa manera que la Policía dio con el cadáver de la bebé y pronto obtuvo las pruebas que la llevaron hasta la casa de clase media en donde había una chica que todos sabían embarazada, aunque lo ocultara. La joven no reconoció el hecho.
Aún no prestó declaración ante el fiscal Juan José Maraggi, a cargo de la UFI Número 2, ni habló ante los policías que llegaron a su casa. También calló en la comisaría, con las manos esposadas a su espalda. No dijo nada cuando la trasladaron a los Tribunales, ni en los Tribunales de Campana. Tampoco en el hospital en el que la internaron. Pero habla su cuerpo, que da leche y que obligó a los médicos a realizarle un raspaje para evitar que se extendiera la infección que tiene en su útero.
La adolescente fue detenida acusada de homicidio calificado y, de ser hallada culpable, podrían condenarla a reclusión perpetua. Por el momento, nada parece indicar que hubiera sufrido una violación, pero faltan recabar datos que puedan explicar tan terribles circunstancias. El fiscal espera que hoy declare.

3 comentarios:

Susana dijo...

Yo recuerdo a Romina Tejerina: Santa Tejerina!

No Publicable dijo...

Si Susana! También recordé a Romina Tejerina. Lo que ocurre aquí es que no sabemos si la chica fue violada. Lo cierto es que bien puede plantearse el debate por la educación sexual, una carencia evidente, más allá de los posibles abusos.

Pablo Roesler dijo...

Que pasó con esa chica? esta en cana?? Por eso el aborto tiene que ser Legal y gratuito. por eso chillan las feministas, porque hay miles de pibas como esta que contas que esconden su embarazo porque todavía está mal vista la madre soltera (sobre todo en ciudades chicas y en sectores no tan humildes). si esta piba hubiera accedido a la pildora del día después no habría matado a un recien nacido; si hubiera accedido al aborto, tampoco...
es inevittable que me sienta del lado de la piba... ella, tanto como el bebe, es la víctima.